Ponche Caballero lanza una campaña como homenaje a todas las mujeres que, por méritos profesionales o personales, merecen ser reconocidas. Lo hace destacando las historias de cuatro mujeres que personifican valores que la marca comparte, como son la autenticidad, la pasión, la valentía y el coraje. Mujeres que deciden vivir alejadas de estereotipos y modas, demostrando siempre una personalidad única y genuina.

Dentro de esta campaña, me han invitado a pensar en una “mujer extraordinaria” y a crear un cóctel en su nombre. La primera mujer que me vino a la mente como representación de “la autenticidad, la pasión, la valentía y el coraje” alejada de modas y estereotipos fue el de la pintora y poetisa mexicana Frida Kahlo.

Imagen de la película “Frida” vía Manchesterconfidential.co.uk

Frida fue una mujer que, a pesar de sufrir grandes dolores físicos causados por un grave accidente en su juventud -o precisamente por ese motivo-, vivió cada día con intensidad sin atender a convenciones sociales ni de género. Sus cuadros, totalmente autobiográficos, se inspiraron en la iconografía del arte popular mexicano de raíces indígenas. Suya es la primera obra de un artista mexicano adquirida por el Louvre.

Mi cóctel homenaje a Frida Kalho: “La Casa Azul”


El cóctel se llama “La Casa Azul”, como su casa familiar en Coyoacán, en la que nació, vivió importantes momentos de su vida -como su affaire con Leon Trotsky- y en la que está enterrada. Actualmente es un museo que lleva su nombre. El cóctel lleva tequila, destilado de origen mexicano que gustaba mucho a Frida, hasta el punto de decirle a su médico: “Doctor, si me deja tomar este tequila le prometo no beber en mi funeral”.

Además de Ponche Caballero, “La Casa Azul” también lleva Ancho Reyes, un licor de chile de Puebla con ese sabor picante que caracteriza tanto la gastronomía mexicana como el carácter de Frida. Lo complementa la nota ácida del limón y las notas dulces y especiadas de un sirope casero de jengibre y miel. La complejidad y el punto amargo lo aportan 10 gotas de bitter de Xocolatl Mole, una por cada año de matrimonio entre Frida Kahlo y Diego Rivera, una relación tempestuosa, complicada, profunda y enraizada en la cultura mexicana igual que la salsa de Mole Poblano.

Receta “La Casa Azul”

Ingredientes:

3,75 cl. tequila blanco
4 cl Ponche Caballero
4 cl Licor Ancho Reyes
1,5 cl zumo de limón
1 cl sirope casero de jengibre y miel
1o gotas de bitter Xocolatl Mole Bittermens

Preparación:

Se introducen todos los ingredientes en una coctelera con hielo y se agita durante unos segundos. Se realiza un doble colado sobre un vaso de long drink y se rellena de hielo pilé.

Para terminar, unas palabras de Frida para otras mujeres extraordinarias como ella:

“Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú”.

 

Fotos cóctel: josemarmol.es