Después de su edición especial homenaje a Ávila, el whisky segoviano DYC lanza varios diseños que homenajean los monumentos más icónicos de Cuenca, Cuéllar y Valladolid. Enmarcadas en la nueva campaña de la marca, “Celebremos lo que somos”, las nuevas botellas celebran las conocidas fiestas locales de estas ciudades castellanas.

DYC Edición especial Cuenca

DYC Especial Cuenca

El diseño que abraza la botella está protagonizado por varios de los elementos más representativos de la ciudad manchega, que hacen de ésta un lugar mágicamente único. En la botella destacan ilustraciones de las Casas Colgadas, la Torre de Mangana o el puente de San Pablo, tres lugares enigmáticos en los que se aprecia la fusión cultural característica de la ciudad. El estampado se completa en su parte trasera con una imagen de la catedral que queda conectada con el resto de elementos mediante una fila de banderines que ponen de manifiesto su festividad.

DYC Edición especial Cuéllar

DYC Cuéllar

Esta edición conmemorativa refleja los elementos más distintivos de la villa medieval: el castillo y la muralla abrazan la botella, la iglesia de San Pedro apodera el fondo del conjunto en su parte izquierda, y la iglesia del Salvador en la parte derecha. La figura de la “Corregidora”, figura encargada de abrir las fiestas, protagoniza este diseño en el que viste el traje regional y un tocado con detalles brocados típico y tradicional. El diseño se cierra con la presencia de los banderines y fuegos artificiales que ponen de manifiesto el carácter festivo de la botella.

DYC Edición especial Valladolid

DYC ValladolidLas fiestas de Pucela constituyen uno de los acontecimientos de mayor relevancia dentro de la ciudad castellanoleonesa gracias a un completo calendario que abarca gastronomía, artesanía y música. En la parte frontal del diseño aparece la Casa Consistorial de Valladolid, punto de encuentro para todos los asistentes y lugar en el que la festividad da comienzo.

En la parte trasera, se representan las siluetas de los pucelanos que lucen orgullosos las pañoletas como signo distintivo de las fiestas locales. El reflejo de la esbelta torre gótica de la iglesia de Santa María La Antigua y los hexágonos de la base de la botella, que hacen referencia a la estructura de la Cúpula del Milenio, completan las ilustraciones de la ciudad.