—A veces he creído hasta en seis cosas imposibles antes del desayuno—dijo Alicia.
—Es un hábito excelente—le respondió el Sombrerero Loco.

Jorge Villa, Head Bartender de Klimt en Madrid, se inspiró en Alicia en el País de las Maravillas y su mundo mágico para crear una nueva ginebra, a la que llamó Red Rabbit en honor al famoso Conejo Blanco del libro de Lewis Carroll. Aunque el Conejo Blanco llegaba tarde a su destino, esta nueva gin llega justo en el momento en que la categoría de gins de fresa está en plena expansión. “La historia empieza en mi bar, harto de las ginebras de fresa de poca calidad que había en el mercado decido hacer la mía, macerándola con fresas naturales“, nos cuenta Jorge. El producto empezó a tener mucho éxito en el local, así que se planteó fabricarla y comercializarla.

Tras varias pruebas en el bar, Jorge acudió a Javier Pulido y al Alambique de Santa Marta, artífices de numerosos productos que tienen la calidad del líquido como bandera. Meses de desarrollo les llevaron a elegir una base de alcohol de trigo, macerarla con botánicos naturales durante 7 días y a redestilar completamente el resultado en alambique de cobre. Para los que no estén familiarizados con el proceso de producción de la mayoría de ginebras, esto es una rareza. La práctica habitual es mezclar una parte de este líquido redestilado con alcohol neutro y agua. Redestilar el 100% del líquido encarece el producto pero también le da una mayor finura al alcohol.

Red Rabbit tampoco lleva azúcares añadidos ni colorantes, así que es una gin de fresa transparente. Otra rareza más. La locura de sacar un producto nuevo con toda la ilusión en un mercado tan saturado hizo pensar a Jorge en el imaginario de Alicia en el País de las Maravillas y crear esa botella con un diseño tan icónico. Pero como le dice Alicia al Sombrerero Loco en un punto del libro: “Creo que sí, estás demente, pero te voy a contar un secreto: las mejores personas lo están“.

Cócteles con Red Rabbit

Jorge Villa propone preparar un gin-tonic “cuanto más clásico mejor, un twist de pomelo bastará para darle amargor y redondear la copa, siempre con una tónica neutra que permita desarrollar su personalidad“. Jorge sugiere también utilizar Red Rabbit para preparar un Bramble o un Gin Fizz y así darle otro toque. Uno de los cócteles que podéis pedir en Klimt con el producto es el Red Rabbit Pen House (Gin Red Rabbit, lima, sirope de vainilla, puré de maracuyá, clara de huevo y champán).

Red Rabbit en los mejores locales

Poco a poco la gin Red Rabbit va llegando a los mejores locales, así que si os apetece probarla, además de en Klimt podéis encontrarla en algunos otros de Madrid. Aquí tenéis algunos, seguid a Red Rabbit Gin en Instagram para estar al día.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Red Rabbit Gin (@redrabbitgin) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Red Rabbit Gin (@redrabbitgin) el

Fotos: josemarmol.es